.

FRUIT OF THE ORIGINAL SIN - (2015) The Black Lodge

Abrimos un pequeño paréntesis para descongestionar en cierta medida esa avalancha de voces y sonidos que nos llegan del desierto. El ultimo álbum de la banda holandesa puede ser una buena excusa para ello, su rock alternativo es enérgico, directo y visceral. Su relevancia sonica admite en su inventario unas leves pinceladas electronicas, algunos matices rememorando el post grunge de finales de los 90's y el resto acaba siendo pura potencia.