.

BIG RED PANDA - (2015) Grand Orbiter

Visualizemos por un instante dos objetos dispares entre si, una balanza de peso y una duna de arena tostada por el sol. Detengamonos en el primero de ellos para imaginar que el sonido de los portugeses Big Red Panda reparte entre sus dos platos la genesis de su sonido, en uno de ellos descansa la psuicodelia y en el contrario el stoner rock. Sirva entonces la duna para imaginar un escenario desertico, una amplitud sonica abierta de miras y extensiva... bien, una vez visualizados ambos conceptos podemos hacernos una idea de cual es el sonido del segundo album del combo luso. Grandilocuente, instrumental, etereo y atmosferico.