.

BILLION DOLLAR BABIES - (2016) Chemical God

Los suecos Billion Dollar Babies siempre han fecundado en su sonido ese espíritu canalla del hard rock de corte sleaze, rock de alto octanaje pasado por un ligero tamiz glam que provocaba una resultante divertida, sobradamente trillada pero con el suficiente poso para alinearla en la cara positiva de la aceptacion. Este nuevo álbum además de los citado aporta una ligera vuelta de tuerca hacia sonoridades más duras, con ligeros matices industriales que particularmente a este micro cronista le satisfacen sobradamente.