.

CASTLE - (2016) Welcome to the graveyard

Algo más de treinta minutos de rotundidad instrumental para ilustrar el nuevo trabajo de Castle, la banda de san Francisco desnuda en esta escasa media hora toda una suerte de sonoridades rotundas e incontestables. Alineando el cruze de caminos como bandera indiscutible para defender y postular su enigmatica visión sonica los de California conjugan con acierto un generoso tratado de influencias que pasa por el doom, el hevy psych, el retro rock y la psicodelia.