.

DISRULE - (2016) Omen Possessor

La viscosidad de los riffs del cuarteto danes Disrule parece que no vaya a dejar pasar la luz, esa opacidad instrumental resulta realmente atractiva maxime si se trata de un trabajo debut que cumple a la perfección con las premisas apocrifas exigidas a este tipo de formaciones. Un sonido granuloso, combativo y de alto octanaje, cortes limpios que cicatricen bien y si puede ser que admitan una unica dirección sonica. No se alarmen no se trata de reivindicar un sonido clonico intergeneracional, sino que a veces solo es necesaria la vehemencia necesaria para sostener el volumen al maximo. Y Disrule lo consigue...